BLOG TVN MEDIA

BLOG TVN MEDIA

Creatividad, la chispa detrás de las grandes ideas

  • 382

Como seres humanos, nos encontramos en constante evolución y es que los cambios o los nuevos comienzos son esa chispa que nos mantiene motivados y con ganas de seguir adelante o me van a negar que no hay nada mejor que esa energía en el primer día de trabajo o esa primera cita que arroya tu cuerpo con nervios y emociones.

En esos excitantes episodios nace la creatividad, siendo la oportunidad de generar algo nuevo, algo fresco o algo innovador. Esto nos conduce a ejercitar el musculo de la imaginación, dando paso al pensamiento creativo que cada día es más valorado tanto en el entorno profesional como en el día a día y es que esa chispa nos reta a intervenir creativamente dejando de lado patrones habituales, hábitos repetitivos y estereotipos.

Creatividad, la chispa detrás de las grandes ideas

Creatividad, la chispa detrás de las grandes ideas

Esto nos lleva a la gran pregunta ¿Cómo estimular la creatividad? Pues les cuento que es más fácil de lo que imaginan, desde escuchar tu música favorita hasta saborear ese delicioso helado de chocolate estas acciones tienen el poder de activar los estímulos que encienden el hemisferio derecho de tu cerebro siendo la parte artística que enciende en ti la intuición, arte, ritmo y sentimientos, provocando esta avalancha de ideas y pensamientos capaces de ayudarte a crear alternativas hasta en las situaciones más complejas. Esta autopista de información abre camino para que cualquier individuo puede sacar provecho de esta gran capacidad pues ambos hemisferios sin quitarle protagonismo al lado derecho de nuestro cerebro la sección ”analítica” dado que ambos hemisferios están conectados con fibras nerviosas que nos permiten digerir mejor el contexto dando apertura a la oportunidad trabajando en conjunto.

Por esta razón, probablemente estes a un paso de esa gran idea, así que te exhorto a retar tus preferencias, hábitos y pensamientos para darle inicio a esa chispa que cambiara tu día.

Recuerda, los limites muchas veces son impuestos por nosotros mismos.